Representaciones mentales del futuro padre. Paternidad prenatal

 

Paternidad actual, ser padre, paternidad prenatal

“Porque nosotras necesitamos poner en palabras nuestros sentimientos y ellos no saben nombrar nunca lo que sienten. Porque a ellos les aterra hablar de sus emociones, y a nosotras nos espanta no poder compartir nuestras emociones verbalmente. Porque lo que ellos dicen no es lo que nosotras escuchamos, y lo que ellos escuchan no es lo que nosotras hemos dicho”   Rosa Montero

Hoy quiero dedicar esta entrada al padre. A la paternidad prenatal. A ese señor,  joven, maduro, inquieto, inexperto,  ilusionado, asustado que cumple un papel esencial en el proceso de la maternidad. Un hombre  en ocasiones injustamente ignorado y apartado.

Cada vez hay más estudios que hablan de la influencia del padre en las decisiones que toma la madre respecto a todo lo concerniente al embarazo, parto y lactancia. Sin embargo toda nuestra atención se dirige en exclusiva hacia la madre. ¿Por qué? Bueno, culturalmente el hombre en  la familia cumple un rol protector de los miembros más débiles. La preñez, la crianza y esas cosas, siempre se han tomado como  asuntos de mujeres. Por suerte hoy sabemos que la función del padre se complementa con la de la madre para lograr el bienestar del bebé.

Empoderar al padre. Esa es la palabra.

Si miramos con atención, vemos como el esposo, el amigo, el compañero, el  amante y confidente,  permanece en un segundo plano.  En lo maternal, él resiste a la sombra  de las poderosas figuras femeninas que pueblan el universo de la mujer. Cuando puede y lo dejan, el varón reclama cada vez más un lugar importante durante la gestación de su compañera.

David Chamberlain, uno de los pioneros en el campo de la psicología del nacimiento,  habla de tres aspectos esenciales en la paternidad prenatal:

  • Alimentar un cuerpo físico sano.

Cuidar y favorecer  que su compañera se alimente correctamente durante el embarazo.

  • Crear cimientos emocionales. 

Las vivencias de la madre dependen en gran medida de la relación con su entorno. Su pareja es el principal soporte emocional.

  • Establecer una conexión rica con el niño.

El bebe intrautero escucha y capta el tono emocional de las conversaciones. Ya sabemos que cuando nace puede  recordar música, ritmos musicales y otros sonidos. El padre puede y debe hablar al pequeño que está dentro, seguir sus movimientos y sus patadas acariciando la tibia piel de su compañera.

Estas y otras conductas son recomendables y hasta terapéuticas, aunque vistas desde fuera las veamos ñoñas o ridículas. En la intimidad los gestos de afecto y ternura deben prodigarse y dejarse prodigar. A pesar de esa coraza muda y tenaz, en el fondo de su corazón, los hombres son tan vulnerables y sensibles como nosotras.  En este enlace podéis leer un articulo  sobre los sentimientos del padre actual en la etapa perinatal. Y es que todo ese entramado de emociones, temores y sentimientos contradictorios forman parte de la paternidad. Sé bienvenido.

http://birthpsychology.com/free-article/when-does-parenting-begin-introduction

Anuncios

2 pensamientos en “Representaciones mentales del futuro padre. Paternidad prenatal

  1. Creo que hay 3 barcos a la deriva en esto de la maternidad. Uno es la búsqueda del embarazo, otro el puerperio y el tercero, el padre. A no ser que se demande atención en esos 3 supuestos, están dejados a su suerte, en pocas ocasiones se interviene y se ofrece apoyo previo a la aparición del problemas.
    El padre no “puede” permitirse socialmente tener miedos (mucho menos dudas ¡o frustración!), porque sobre él recae todo el peso del bienestar familiar y esto, es agotador. Además, en demasiadas ocasiones durante el parto le recordamos que “sobra”, haciéndole salir de la dilatación para las tareas más insignificantes.
    Cada vez se tiende más a buscar apoyos externos, dejando de lado el trabajo con ellos, para que logren conseguir ser las figuras de apoyo y compañía que merecen ser.

    • Llevas razón, por un lado se reclama que ocupe su lugar y por otro, cómo bien dices, le sugerimos que espere, salga o se mantenga al margen. Se sienten muy confusos en este mundo al que pretenden acercarse pero que muchas veces no terminan de encajar. Tanto tiempo reclamando la figura del padre y las últimas tendencias aconsejan acompañantes femeninos. Creo que debemos darle su espacio y su oportunidad, aunque sólo sea por que ellos así lo desean. Gracias.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s