Diez cosas que deberías evitar durante el embarazo

Durante el embarazo, cosas a evitar

 El mundo exige resultados. No le cuentes a otros tus dolores del parto. Muéstrales al niñoIndira Gandhi

 

  1. Tomar alcohol.

Está demostrado su efecto nocivo, teratogénico. Ni una gota.

  1. Pensar en negativo.

¡Por supuesto que todo irá bien! Atraemos lo que pensamos, es una verdad universal.

  1. Pasar tu tiempo de ocio tirada en el sofá.

El ejercicio físico, los paseos y las actividades al aire libre tienen innumerables ventajas. Recuerda, mens sana in corpore sano.

  1. Comer cosas insanas.

Creo que en el siglo XXI todos nosotros sabemos lo que es insano. Sólo serán unos meses y luego tendrás toda la vida para elegir.

  1. Abandonar, descuidar tu aspecto físico.

Mírate bien, estás tan guapa o más que antes del embarazo. La luz de un rostro gestante tiene una luz especial.

  1. Comprar compulsivamente montones de cosas y cosas para el bebé.

Ten presente que lo único que necesita tu hijo es a ti y algo de ropita. Calor, comida y abrazos, nada más y nada menos.

  1. Ignorar al padre en la toma de decisiones.

Recuerda que a él le encantaría opinar y participar en todo, seguro. Al menos dale la opción aunque tu universo sea eminentemente femenino. Sin él no serías madre.

  1. Continuar con el mismo ritmo de trabajo y/o estrés que antes del embarazo.

Hay montones de evidencias del efecto perjudicial del estrés. Tomate tú tiempo y descansa. Después habrá tiempo para todo.

  1. Aparcar el sexo hasta después del parto. 

El sexo es saludable, aconsejable y recomendable. Si hubiera alguna razón que estuviera desaconsejado, tu matrona y/o el ginecólogo te lo dirían.

10. Escuchar historias tóxicas.

Algunas gentes disfrutan contando sucesos negativos, catastróficos; huye de ellas como de las tormentas.

  En resumen: sensatez, sencillez y sabiduría. Pensamientos que llevas dentro. Disfruta de  este momento mágico, disfruta de tu embarazo.

Anuncios

Padres Primerizos. Libros para regalar

Padres primerizos, novatos

“Al ser padres nos damos cuenta de que nada de lo que hemos hecho antes o de lo que podremos llegar a hacer en el futuro es tan importante como amar y cuidar a nuestros hijos, tal vez lo único trascendente” Carlos González

Resulta enternecedor ver, escuchar y observar a los padres primerizos. Es una de las imágenes más bellas y emotivas que tengo la suerte de ver. Con que mimo, cuidado y sensibilidad se acercan a su compañera, acarician temblando al bebé y lo miran embobado sin saber que decir con los ojos anegados de lágrimas. Asombroso.

Muchos de ellos lanzan sin cesar montones de preguntas sobre los primeros días, la alimentación, el baño y todo lo referente relacionado con sus cuidados. Esas cuestiones llevan respuestas fáciles, más o menos. Sin embargo algunas dudas más profundas, diferentes,  flotan en el ambiente sin que ellos se atrevan a preguntar.

Creo que después de un hijo el mejor regalo que se puede hacer es un libro. Os dejo esta lista de diez libros escritos por y para ellos, padres novatos o primerizos. Algunos en clave de humor, otros en clave de realidad y todos con un objetivo; sentirse bien haciendo lo que desean hacer, ser padres. Felicidades a todos los papás.

  • Guía de supervivencia para papas. Martyn Cox. Editorial Grijalbo.
  • Ella va a tener un bebé: todo lo que un hombre debe saber y hacer cuando la mujer a quien ama está embarazada. James Douglas Barron
  • Padres no ñoños. Como tener un bebé y no volverse unos cursis. Ata Arropide. Editorial Planeta.
  • ¡Dios mío voy a ser Papá! Fabrice Florent. Ediciones Timeo.
  • Mi papá me mima. Peripecias de un papá en apuros. Colin Cooper. Editorial Grijalbo.
  • ¡Socorro! Padre novato. Lionel Pailles, Benoît Le Goëdec. Editorial Oniro.
  • Ella ha tenido un bebé ¡ Y a mí me va a dar algo! James Douglas. Editorial Urano.
  • Papá, el niño también es tuyo. Javier Serrano. Editorial Ámbar.
  • Como ser padre primerizo y no morir en el intento. Frank Blanco. Editorial Aguilar.
  • Padre Novato. Manual de Supervivencia. Francisco Fernández Beltrán. Editorial Ciencias Sociales.
  • Todos los libros de Carlos González.

Danza de la pelvis en el parto. Parir en movimiento

“Leamos y bailemos, dos diversiones que nunca hacen daño al mundo” (Voltaire)

 

Cuando le dije a Carmen que  la cabecita de su bebé ya se había colocado perfectamente para salir, sonrió aliviada. Después de varios cambios de posturas, hacia un lado y otro de la cama, de levantarse, sentarse, agacharse, inclinarse y permanecer un tiempo en cuadripedia (a cuatro patas), por fin la coronilla azabache de la pequeña Alba asomaba ligeramente en forma de  círculo.

Durante el parto es frecuente y hasta aconsejable que realices cambios de posturas, para favorecer que tu hijo se adapte y acople su cabecita para poder bajar y salir.

En el embarazo, tus ligamentos y articulaciones se encuentran más flexibles, debido a una serie de hormonas. Gracias a la relaxina y la progesterona, los ligamentos que unen los huesos de la pelvis se aflojan y la elasticidad de las caderas aumenta considerablemente.

¿Por qué sucede esto? Para facilitar al bebé, mejor dicho su cabeza, que es la parte más compleja de todo el cuerpo, pase  a través de ese pequeño pero difícil túnel en forma de embudo que es la pelvis.

Te dejo un vídeo que muestra de una manera magistral cómo se mueve la pelvis y se trasforma durante el parto para que pueda pasar tu hijo. También ofrece alternativas de movimientos y posiciones para lograr esos cambios. En la segunda parte del mismo podrás comprobar como funciona la pelvis.

Núria Vives, pedagoga y experta en terapia psicomotriz, imparte formación  sobre la pelvis dinámica, con el objetivo de ayudar a la mujer a que utilice sus recursos para optimizar el parto.

“Esta original Pelvis Femenina está compuesta por tres articulaciones unidas con elásticos resistentes y regulables. Permite el movimiento del sacro, los 2 huesos ilíacos (coxales) y los fémures de manera independiente, para así poder mostrar los movimientos intrínsecos de la pelvis durante el proceso del parto. La pelvis móvil “parir en movimiento” es una herramienta imprescindible para poder enseñar de manera visual y didáctica la movilidad de la pelvis en relación con el trayecto realizado por el bebé durante el proceso del parto”.

                                                                                                    N. Vives

En este vídeo de  sesenta minutos,  podéis ver claramente las enseñanzas de Nuria de forma práctica y brillante. Muy util para embarazadas y profesionales.

Si eres estudiante de matrona o compañera, aquí, en  http://www.federacion-matronas.org/revista/matronas-profesion/sumarios/i/13267/173/la-movilidad-de-la-pelvis-en-el-expulsivo podrás leer y descargar un artículo sobre la movilidad de la pelvis en el expulsivo.

http://www.nuriavivesanatomia.com/index.php

Representaciones mentales del futuro padre. Paternidad prenatal

 

Paternidad actual, ser padre, paternidad prenatal

“Porque nosotras necesitamos poner en palabras nuestros sentimientos y ellos no saben nombrar nunca lo que sienten. Porque a ellos les aterra hablar de sus emociones, y a nosotras nos espanta no poder compartir nuestras emociones verbalmente. Porque lo que ellos dicen no es lo que nosotras escuchamos, y lo que ellos escuchan no es lo que nosotras hemos dicho”   Rosa Montero

Hoy quiero dedicar esta entrada al padre. A la paternidad prenatal. A ese señor,  joven, maduro, inquieto, inexperto,  ilusionado, asustado que cumple un papel esencial en el proceso de la maternidad. Un hombre  en ocasiones injustamente ignorado y apartado.

Cada vez hay más estudios que hablan de la influencia del padre en las decisiones que toma la madre respecto a todo lo concerniente al embarazo, parto y lactancia. Sin embargo toda nuestra atención se dirige en exclusiva hacia la madre. ¿Por qué? Bueno, culturalmente el hombre en  la familia cumple un rol protector de los miembros más débiles. La preñez, la crianza y esas cosas, siempre se han tomado como  asuntos de mujeres. Por suerte hoy sabemos que la función del padre se complementa con la de la madre para lograr el bienestar del bebé.

Empoderar al padre. Esa es la palabra.

Si miramos con atención, vemos como el esposo, el amigo, el compañero, el  amante y confidente,  permanece en un segundo plano.  En lo maternal, él resiste a la sombra  de las poderosas figuras femeninas que pueblan el universo de la mujer. Cuando puede y lo dejan, el varón reclama cada vez más un lugar importante durante la gestación de su compañera.

David Chamberlain, uno de los pioneros en el campo de la psicología del nacimiento,  habla de tres aspectos esenciales en la paternidad prenatal:

  • Alimentar un cuerpo físico sano.

Cuidar y favorecer  que su compañera se alimente correctamente durante el embarazo.

  • Crear cimientos emocionales. 

Las vivencias de la madre dependen en gran medida de la relación con su entorno. Su pareja es el principal soporte emocional.

  • Establecer una conexión rica con el niño.

El bebe intrautero escucha y capta el tono emocional de las conversaciones. Ya sabemos que cuando nace puede  recordar música, ritmos musicales y otros sonidos. El padre puede y debe hablar al pequeño que está dentro, seguir sus movimientos y sus patadas acariciando la tibia piel de su compañera.

Estas y otras conductas son recomendables y hasta terapéuticas, aunque vistas desde fuera las veamos ñoñas o ridículas. En la intimidad los gestos de afecto y ternura deben prodigarse y dejarse prodigar. A pesar de esa coraza muda y tenaz, en el fondo de su corazón, los hombres son tan vulnerables y sensibles como nosotras.  En este enlace podéis leer un articulo  sobre los sentimientos del padre actual en la etapa perinatal. Y es que todo ese entramado de emociones, temores y sentimientos contradictorios forman parte de la paternidad. Sé bienvenido.

http://birthpsychology.com/free-article/when-does-parenting-begin-introduction